.

.

jueves, 27 de agosto de 2015

Su sonrisa

No hay comentarios:






Aún no estoy segura. No puedo decirlo todavía.
Sin embargo, hay algo en él que me cautiva, algo que me atrae lentamente.
No me da muchas señales. En realidad dudo que yo le agrade lo suficiente como para ser amigos.
Pero quizá me gusta. Quizá.

martes, 18 de agosto de 2015

I can't see clear no more

No hay comentarios:







Él solía morder los lápices mientras escuchaba la clase, no sabría decir si realmente estaba concentrado. Su respiración se mantenía bastante regular, un aura cálida rodeaba su cuerpo que se inclinaba hacia al frente apoyándose en uno de sus codos. 
Una que otra vez él se volvía hacia mi con una mirada furtiva, yo intentaba no sonreír cuando esto pasaba, pero pienso que él quería decirme algo. 
Cuando me cedía el puesto en la fila del almuerzo, cuando se ofrecía a cargar mi bolsa extra para la computadora, cuando se emparejaba conmigo en clase para que no quedara sola, pienso yo, que él quería decirme algo.
A lo mejor la extraña sensación de que él quería tocarme eran sólo cosas mías. Sentir sus dedos húmedos cada vez que me pasaba la hoja del examen, el borrador, o uno de sus lápices roídos, para mí era muy poco. Y me parecía que buscaba sentirme.
No estoy segura en que momento tomó la decisión, tampoco estoy segura de los motivos. Él no dejó una carta, un diario, nada de esas cosas. 

domingo, 16 de agosto de 2015

Mis vecinos

No hay comentarios:







Siempre me he preguntado ¿qué sentido tiene sentarse en la terraza de la casa con un equipo de sonido que mide dos metros y medio si no hay fiesta ni celebración?
Eso mismo está ocurriendo ahora frente a mi casa. Este hombre no sabe escuchar música en privado, no debe saber lo que es eso, no me interesa conocer sus gustos musicales. Es realmente perturbante cuánto ruido genera.
Y lo peor es, que por alguna razón a otro vecino le provoca hacer lo mismo, entonces más ruido todavía, dos canciones diferentes sonando al mismo tiempo al máximo volumen.
Algunas personas no tenemos unos buenos audífonos con los que abstraernos del mundo y sentirnos nuevamente tranquilos. Infortunadamente las paredes de mi casa no ayudan mucho con la causa.

*Por otro lado, sé que he tenido este blog MUY abandonado, pero tengo una razón. el año pasado me mudé de casa y desde entonces no había tenido conexión de internet. Todo un calvario para mí, pero bueno, aquí estoy de nuevo para contarles las cosas que me ocurren y lo que pasa por mi cabeza. De verdad no desapareceré jajaja, los espero de nuevo, cariños míos, no los he olvidado.*

♥ Escribe: